sábado, 6 de julio de 2013

Los rebeldes de Siria emiten una fatua para prohibir el maquillaje y la vestimenta indecente de las mujeres


Rebeldes sirios han emitido una prohibición a las mujeres que usan maquillaje o usan "vestimenta indecente" en un barrio de la ciudad de Alepo. Los críticos han criticado la medida como un intento más de los islamistas de imponer la sharia en el territorio controlado por los rebeldes.

La fatua (un orden basado en la ley islámica) fue emitida por el Consejo de la ley islámica en el barrio Fardous de Alepo. 

"Las mujeres musulmanas tienen prohibido salir de la casa con vestimenta indecente, con ropa ajustada que muestre su cuerpo o el usar maquillaje en su rostro. Nos incumbe a todos nuestros hermanos el obedecer a Dios y comprometerse con la etiqueta islámica", dice la declaración en la página de Facebook del Consejo de Fardous citado por Reuters, que informa que los residentes de Alepo han confirmado la noticia. 

Algunos de los comentarios que mostraron su apoyo a la decisión, argumentaron que no había nada malo en exigir que la gente siga una "cierta protocolo en público.". Los críticos arremetieron contra los rebeldes islamistas por abusar de su poder. 

La fatua sobre la ropa de las mujeres ha sido visto como el último ejemplo del radicalismo islámico que crece dentro de las zonas controladas por los rebeldes sirios. 

Un video dado a conocer hace unos días ofrece decapitaciones públicas de presuntos partidarios de Assad. 

Los hombres ejecutados eran cristianos, según algunos informes de prensa, siendo uno de los muertos un sacerdote. (François Murad de 49 años). Varias fuentes locales han acusado a Jabhat al Nusra, afiliado al grupo islamista radical Al Qaeda, grupo de la oposición del presidente sirio Bashar al-Assad, que han sido los que han llevado a cabo los asesinatos.

A principios de junio, un adolescente en la ciudad norteña de Alepo fue presuntamente ejecutado por blasfemia en presencia de su familia por un grupo de oposición de al-Qaeda.

El eurodiputado Nick Griffin, que estaba en Damasco con una delegación de investigación en junio, argumenta que los sirios no van a aceptar la aplicación de las duras leyes de la Sharia.

"Hemos sido capaces de hablar con sirios normales de todas las clases de diversos niveles. Algo que sale de todas aquellas personas con las que hablamos es que Siria no era perfecto, pero era un estado secular y tolerante, donde nadie sentía preocupación si alguien era sunita o chiita, cristiano o judío" dijo Griffin a RT después de su visita.

La imposición de la Sharia podría volverse en contra de las fuerzas anti-Assad, como los más recientes acontecimientos en Egipto sugieren. La revuelta del 2011 vio como los islamistas llegaron al poder en el estado del norte de África e intentaron aprobar una constitución islámica. La medida finalmente provocó un levantamiento aún mayor, con millones de personas que ahora están en las calles protestando  contra la "islamización" de su país. 

"Morsi trató de introducir esa constitución fundamental que convertiría a Egipto en un Estado con Sharia. La mayoría de los egipcios no quieren eso. Quieren tener su religión en privado, pero no tener al Estado dictando exactamente lo que se debe hacer" dijo el analista político y autor William Engdahl dijo a RT. 

RT

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada