miércoles, 6 de enero de 2016

Violaciones, robos y asaltos sexuales en Nochevieja: Casi mil hombres en Alemania asaltan sexualmente a cientos de mujeres

Numerosos grupos coordinados de hombres, en torno a mil, acosaron sexualmente y robaron a decenas de mujeres en Nochevieja en el centro de Colonia (oeste de Alemania), informó hoy la policía.

El presidente de la policía en Colonia, Wolfgang Albers, explicó en rueda de prensa que un millar de hombres, que según todos los testimonios procedían del mundo árabe o el norte de África, se congregó por la noche en las proximidades de la estación central de trenes aprovechando las celebraciones de fin de año. Organizados en grupos, cometieron «delitos sexuales de forma masiva» y al menos una «violación», además de numerosos robos, indicaron las fuerzas de seguridad. Se trata, añadió Albers, de «delitos en una dimensión totalmente nueva», algo «insoportable» ocurrido en el centro de una gran ciudad.

Los agresores, al parecer en estado de embriaguez, rodeaban a las víctimas, bailaban a su alrededor, las aturdían con tocamientos obscenos, y les robaban todo lo que llevaban encima, fundamentalmente dinero y teléfonos móviles.

"Fue horrible. Me tocaron todo el cuerpo, me metieron las manos por debajo de la falda y hasta me besaron sin que pudiera hacer nada", relató ante las cámaras de televisión una de las víctimas, con los ojos tapados y sin revelar su identidad porque "todo esto además de asco me hace sentir vergüenza".

La policía en Colonia, que ha formado un equipo de investigación para aclarar los hechos, arrestó en las horas siguientes a cinco personas acusadas de pequeños hurtos y trata de averiguar si guardan alguna relación con los delitos sexuales de Nochevieja. Los agentes han formalizado hasta el momento 60 denuncias y dan por supuesto que se producirán más en los próximos días. Tres de los detenidos, arrestados bajo sospecha de haber quitado el abrigo y tocado reiteradamente los pechos y la zona genital a una chica de 17 años, han sido inmediatamente puestos en libertad porque no tenían en su poder la cartera que tras la agresión sexual le fue robada a la joven, que entró después llorando en una sala de fiestas y relató los hechos, lo que permitió a sus amigos salir a la calle e identificar a los presuntos agresores. Después de ser liberados, todavía a las puertas de las dependencias policiales, los tres acusados reían abiertamente sobre lo sucedido y se abrazaban con aire triunfal ante los medios de comunicación.

Al menos 90 mujeres han presentado denuncia en comisaría, pero la Policía sospecha que las víctimas son muchas más, dado que esos asaltos masivos se produjeron en los alrededores de la concurrida estación ferroviaria y en una noche como la de fin de año. Testigos y mujeres que denunciaron las agresiones describieron a los atacantes como "árabes o del norte de África", según ha explicado el jefe de Policía de esta ciudad renana, Wolfgang Albers, quien ha añadido que tenían entre 18 y 35 años.

Las fuerzas de seguridad de Colonia afirman que se encontraban en el lugar donde se cometieron los hechos durante la Nochevieja, pero que, con la masificación y el ruido de los fuegos artificiales, no se percataron de lo que estaba sucediendo.

Más aún, los agresores arremetieron contra los agentes lanzándoles todo tipo de objetos, incluido petardos y cohetes, con los que habitualmente los alemanes celebran la entrada del nuevo año.

La sola idea de mil hombres agrediendo sexualmente a mujeres, robándoles e incluso violando a una de ellas, ha levantado la indignación de la ciudadanía, a la que la Policía ha pedido colaboración para intentar identificar a los agresores.

"Esto no debe quedar impune. Hay que identificar a los agresores y aplicar la ley", declaró el ministro de Justicia, Heiko Maas.

Su colega de Interior, Thomas de Maiziére, añadió por su parte que "lo ocurrido es intolerable", por los hechos y por el número tan elevado de personas que participaron en los mismos.

De Maizière pidió, sin embargo, a la población no caer en elucubraciones peligrosas e injustas, asociando a esos agresores con los refugiados que han llegado al país huyendo de la guerra y en busca de asilo.

También en la ciudad de Hamburgo, el portavoz de la policía Holger Vehren ha informado esta mañana sobre una oleada de agresiones similares. «Entre varios me sujetaban los brazos por la espalda y cinco más me tocaban. Me quedé paralizada por el terror. A mis amigas les estaban haciendo lo mismo y ellas gritaban, pero había tanta gente alrededor que sus gritos se perdían», ha relatado Evelyn, una joven de 16 años a la cadena de televisión N-Tv.

Además de las denuncias realizadas ante la Policía, a través de internet se multiplican los relatos anónimos de las agresiones. La página «NetT-Werk Köln» en Facebook, habitualmente dedicada a intercambio de muebles o vivienda, se ha convertido en uno de los foros donde las víctimas dejan testimonio de lo sucedido.

El Mundo y ABC

3 comentarios:

  1. Bueno eso es lo que tienen las grandes políticas de inmigración multiculturalidad que impone el gobierno de Merkel y desgraciadamente las mismas chicas asaltadas y sus familias legitiman estos sucesos dandole el voto

    ResponderEliminar
  2. Dejo un artículo interesante sobre lo que está pasando hoy en Alemania:

    ALEMANIA LE MUESTRA AL MUNDO COMO NO HAY QUE HACER LAS COSAS: https://editorialkamerad.wordpress.com/2016/01/02/alemania-le-muestra-al-mundo-como-no-hay-que-hacer-las-cosas/

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy interesante, gracias amigo

      Eliminar